Nazareno Cruz y el lobo

Nazareno Cruz y el lobo (Argentina, 1975, 92 minutos), dirigida por Leonardo Favio. ***1/2 de cinco.

Reparto: Juan José Camero, Marina Magali, Lautaro Marúa, Nora Cullen, Alredo Alcón.

Al nacer Nazareno Cruz una vieja del pueblo—una bruja evidentemente—lo lamenta y le pronostica a su madre que, al madurar, en las noches de luna llena andaría por el campo hecho lobo por ser el séptimo hijo varón. El padre de Nazareno y sus seis hermanos se ahogaron al intentar franquear un río crecido con la manada que conducían dejando sola a la madre del pequeño Nazareno.

Nazareno crece a ser un joven bonachón que le cae bien a todo el mundo. Mientras una fiesta pueblerina conoce a una chica rubia y se enamora de ella. Hay también en la fiesta un forastero oscuro y siniestro, de mal agüero. El día siguiente el hombre topa con Nazareno en un sendero en la sierra y le avisa que, al haberse enamorado, estaría condenado a andar por el campo hecho lobo cuando la luna está llena. Le ofrece riquezas asombrantes para denegarse el amor (adivínate quién sea el forastero). Nazareno se echa a reír a carcajadas. Por eso se arranca la historia del hombre lobo.

Leonardo Favio fue mejor conocido como actor y cantante; sin embargo, alentado por el director Leopoldo Torre Nilson, dirigió unas películas interesantes de su propia cuenta. La presente aspira a hacerse algo más que lo típico del género de horror. ¿Me atrevo a decir que aspira al arte? Lo logra—a medias. Hay tramos efectivos y otros risibles. La variedad del éxito de la técnica se demuestra sobre todo en el uso de música: se emplea la música operática efectivamente en una secuencia en la que los pueblerinos cazan al lobo; sin embargo la música popular de la época (los setenta) que se usa en los escenarios entre la pareja de amantes es un desastre. Otra cosa: la muchacha de quien se enamora Nazareno no tiene el menor encanto. Tiene el pelo rubio y lacio, las cejas sacadas y la tez tan pálida hasta parecer enfermiza. Bueno, es una rubia en un pueblo de morenos pero–¡caramba!–¿el pelo rubio vale tanto?

Con subtítulos en español que se puede apagar (no en inglés).

Una respuesta to “Nazareno Cruz y el lobo”

  1. leo mirador Says:

    tan fantástica como bella, solamente una sensibilidad como la de Favio podía dar una obra como esta en épocas no muy afines al buen cine en la Argentina. Para dejarse transportar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: