Archive for the ‘país: España’ Category

Morbo

julio 9, 2008

Morbo (España, 1972, 87 minutos). Dirigida por Gonzalo Suárez. ***1/2 de cinco.

Reparto: Ana Belén, Víctor Manuel, Michael Pollard.

Conocemos a la pareja recién casada de Diego y Alicia mientras sale de la iglesia y sube al auto para iniciar su viaje de novios. Llevan detrás del auto una caravana para pasarlo en el campo lejos de todo el mundo. Se detienen en una gasolinera y Alicia baja de auto para quitarse el vestido de novia, revelando que lleva debajo no más un bikini. Los dos se besan y se consagran a ser fiel a su naturaleza sexual (Diego está divorciado y desprecia a su mujer anterior como una reprimida superficial).

Llegan a un claro en el campo (sin hacer caso del aviso que se prohíbe el paso). Al primer golpe de vista son un par de groseros ingratos: dejan su botella de champagne y las latas de comida al lado de la carretera y luego se burlan de los regalos de los invitados de la boda y los dejan esparcidos en el suelo, juntos con el papel en que se envolvían en el claro al lado de la caravana.

Desde su llegada al campo hay un sentido de amenaza (vale, sabemos de antemano que clase de película tenemos entre manos—si no hay amenaza, no hay película). El movimiento y la perspectiva de la cámara nos sugieren que hay alguien rondando, espiándolos.

Hay la amenaza ajena (no se te pierde nada por la revelación, nos enteramos de ella en los primeros momentos de la película) y hay además una falta de confianza entre la pareja que va creciéndose. El conflicto entre la pareja y las sospechas de ser vigilados se complican con la repugnancia de Alicia ante la naturaleza de verdad (la que se subsume bajo la sola palabra dicho una y otra vez con horror, ¡bichos!–); una repugnancia irónica dado el compromiso anterior que la vida matrimonial debe de ser fiel a la naturaleza sexual.

Lamentablemente, el desenlace hace literal la amenaza de los habitantes de la zona, disminuyendo la tensión, la paranoia y la incertidumbre hasta entonces sostenidas con destreza.

Lo curioso es que tienen la capacidad de subir al auto e irse en cualquier momento pero no lo hacen. Ni modo, a pesar del paso en falso del desenlace, la película sostiene la tensión a todo su largo y además nos deja con un sentido de desasosiego.

Sin subtítulos.

Anuncios

El espíritu de la colmena

julio 7, 2007

El espíritu de la colmena (España, 1972, 97 minutos). Dirigida por Víctor Erice. ***** de cinco.

Reparto: Fernando Fernán Gómez, Teresa Gimpera, Ana Torrent, Isabel Tellería.

Al año 1940 la película Frankenstein (la de 1931 con Boris Karloff) llega a verse en el ayuntamiento del pueblito español Hoyeulos y sirve de un símbolo del enfrentamiento de la inocencia con la muerte. La imagen del monstruo, y sobre todo la escena en la que topa con una muchacha al lado de una charca. La chica le invita juntarse con ella en su juego de tirar flores sobre la superficie del agua para que floten. Se terminan las flores y la escena se corta mientras la criatura extiende las manos hacia la muchacha. Luego el padre de la niña se ve cargándola ya muerta ahogada.

Asistan al cine rústica dos hermanitas, las protagonistas principales, Ana y Isabel. Ana le pregunta a su hermana por qué la mató el monstruo. Hablan en la cama antes de dormirse. Isabel le dice que no están muertos de verdad, ni la muchacha aparentemente ahogada ni el monstruo mismo. Son espíritus, le dice, los que se pueden conocer si les llaman por la noche. Añade que ella misma ha visto el espíritu del monstruo.

La pregunta y su respuesta sirven del planteamiento del tema de la película y la materia de ella se compone de la búsqueda de Ana del espíritu. A Ana el monstruo se le hace símbolo de la muerte violenta y incompresible. Cuando le vuelve a suceder la experiencia de ella—esta vez en la vida real—el monstruo se le reaparece como manifestación de su incomprensión. Un rasgo importante es el de que las muertes, la de la muchacha de la película Frankenstein y la de que se da cuenta en realidad, pasen fuera de la vista—por operación de fuerzas o motivos no conocidos (por lo menos no conocidos por Ana).

Todo lo anterior no comunica nada del carácter de la película—y tiene un carácter muy singular. Lo obvio es como se ve. Es una película hermosísima. El director compone las escenas en el pueblo austero con la formalidad de un cuadro clásico. Las escenas se bañan bajo una luz dorada (vale, las que no son de noche); la cámara estática, casi fija, les otorga una tranquilidad pacífica. Las fachadas de las casas, frecuentemente vistas directamente de frente como en retrato, llegan a tener el carácter de caras (tal vez más expresivas que las caras de los personajes adultos).

Aunque el argumento se trata de la violencia la película no es violenta. Muy lejos de serla, se desarrolla a paso lento, ocupándose de la vida cotidiana de la familia de las hermanas: Isabel, una rubia con una vena de picardía que por poco alcanza a la malicia; Ana, ingenua y callada, una morena con ojotes oscuros. Viven en una casa grande con sus padres. El padre, remoto, abstraído, solitario, se absorbe en atender sus colmenas, en hacer apuntes en un cuaderno respecto a las formas del vaivén de las abejas en el trajín de la colmena (uno de los sentidos del título). Escucha el radio de onda corta aislado con audiófonos y con frecuencia se duerme sentado en su escritorio. La madre tiene una belleza algo marchita. Escribe cartas a escondidas a—al parecer—un amante de antaño. Es notorio que, fuera de las hermanas, casi no hay relaciones directas entre los habitantes de la casa; las hermanas son los únicos seres verdaderamente vivos en la casa.

El espíritu de la colmena es una obra que le exige algo de espectador, sobre todo paciencia–y se la premia. El elenco es de la primera y la niña Ana (Ana Torrent) es extraordinaria. Digna de verse. Dos veces.

Con subtítulos que se puede apagar.

El espinazo del diablo

diciembre 15, 2006

El espinazo del diablo (The Devil’s Backbone) (España/México, 2001, 110 minutos), dirigida por Guillermo del Toro. *****de cinco.

Reparto: Eduardo Noriega, Federico Luppi, Marisa Paredes, Iñigo Garcés, Irene Visedo.

En el crepúsculo de la guerra civil española el muchacho Carlos de doce años llega con su padre a Santa Lucía, un internado de alumnos hijos de los republicanos aislado en el páramo español. El padre de Carlos lo deja—contra las ganas de Carlos—en la escuela y les deja a los maestros además unas barras de oro, bienes de los republicanos, las que los maestros agregan a una cantidad que guardan escondida en la escuela.

En pleno patio del internado amurallado hay una bomba guarnecida con cintas la que se cayó del cielo sin explotar. Las cintas se mecen en la brisa para advertir el peligro. Mientras Carlos mira la bomba por primera vez siente que le llama la figura de un muchacho fantasmal desde el interior oscuro de un almacén.

A pesar de situarse en la época de la guerra civil la política sirve no más que proporcionarle a la escuela el carácter de ser una isla aislada dentro de un mar amenazador. El argumento se ocupa de unos obreros que traman llevarse el oro si pueden husmear su escondrijo antes que lleguen las fuerzas falangistas y de la relación entre Carlos y los otros estudiantes, los maestros y—sobre todo—con el fantasma del niño Santi, el que ocupó la cama de Carlos anteriormente. El fantasma se ve exclusivamente por Carlos y le llama urgentemente. Los dos hilos del argumento se trenzan en un desenlace violento y satisfactorio.

El título se saca de un feto deformado que el maestro de ciencia, amigo particular de Carlos, guarda en un tarro. Le dice el maestro a Carlos que los campesinos creen que el líquido en el que se guarda tiene la capacidad de curar la impotencia. Pura superstición. Se quitaron de la escuela además todos los símbolos religiosos, aunque las huellas de los crucifijos se distinguen en las paredes. Bueno, pero queda el asunto del fantasma…

Con subtítulos en inglés que se puede quitar.

La caza

octubre 19, 2006

La caza (España, 1966, 93 minutos, B&N), escrita (con Angelino Fons) y dirigida por Carlos Saura. **** de cinco.

Reparto: Ismael Merlo, Alfredo Mayo.

Tres hombres veteranos de la guerra civil van al campo para cazar conejos. Llevan a un joven de unos veinte años que es el hijo de un amigo de los tres, el que se suicidó hace poco. Hay tensiones ocultas entre los tres que se surgen por medio de los ritos masculinos que llenan el día de la caza: el fuego, el alcohol, las imágenes femeninas, las armas de fuego, el dinero y el poder. La violencia sublimada en la caza acaba por desbordarse de sus límites debidos.

VHS con subtítulos fijos en inglés.

Antonieta

octubre 19, 2006

Antonieta (Francia/España/México, 1982, 105 minutos), dirigida por Carlos Saura. *** de cinco.

Reparto: Isabelle Adjani, Hanna Schygulla, Ignacio López Tarso, Carlos Bracho, Gonzalo Vega.

Se trata de la historia de una mujer mexicana que se suicidó en la catedral de Notre Dame de París en mil novecientos treinta y uno vista por los ojos de una escritora francesa contemporánea la que escribe una obra sobre suicidios femeninos. La escritora descubre a Antonieta por medio de un libro de sus cartas de amor.

Antonieta Rivas Mercado fue la hija de un arquitecto famoso (el que diseñó la columna de la independencia del D. F.) que se separó de su marido convencional para meterse in el mundo bohemio de artistas y poetas. Se enamoró de Manuel Rodríguez Lozano, un artista casado, el que no le correspondió el amor. A lo largo de los años Antonieta le dedicó muchas cartas de amor, las que compusieron el libro encontrado por la escritora. Con tiempo Antonieta se involucró con la campaña de un político progresista—y luego con el político mismo.

La película se situa entre la segunda categoría de la obra de Carlos Saura. Aprendemos más de la historia del México de los principios del siglo veinte que aprendemos de la vida interior de Antonieta. De verdad la película vale más por la historia de la revolución y la de la guerra cristera que por la de Antonieta; Antonieta nunca deja de ser un personaje remoto.

Sin subtítulos.

Camila

agosto 6, 2006

Camila (Argentina/España, 1984, 105 minutos), dirigida por María Luisa Bemberg. **1/2 de cinco.

Reparto: Susú Pecoraro, Imanol Arias, Héctor Alterio.

En la Buenos Aires del 1847 la hija de un político de influencia y un cura se enamoran y se escapan juntos con resultados previsibles. Todo se ve por un lente nebuloso. Me cuesta creer que esta manjar se le surgió de la misma directora de la austera Yo, la peor que todas, pero así es.

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.

En la ciudad sin límites

agosto 3, 2006

En la ciudad sin límites (Argentina/España, 2002, 125 minutos), dirigida por Antonio Hernández. ***** de cinco.

Reparto: Leonardo Sbaraglia, Fernando Fernán-Gómez, Gerldine Chaplin, Ana Fernández, Adriana Ozores, Leticia Brédice, Alfredo Alcón.

Victor viene de Argentina a Paris para estar con su padre que está en el hospital al punto de morirse. Va acompañado por su novia argentina. La familia de Víctor es de España y el padre enfermo está el dueño de una compañía química. El padre tiene unas vinculaciones con Paris desde su juventud y por eso acudió ahí. La familia—la madre, dos hermanos, una cuñada y una ex-cuñada–recibe a Víctor y su novia.

Hay muchas intrigas. La familia está gestionando la venta de negocio del padre y los dos hermanos de temen que el otro le va a sacar la ventaja. Hay complicaciones entre las relaciones íntimas de los hermanos. Parece que la esposa de uno de los hermanos era la amante de Víctor antes de casarse y el regreso de Víctor abre las cicatrices antiguas.

Pero hay algo más. El padre, que carece del entendimiento completo de su ambiente, quiere escaparse del hospital. Es como que tuviera una cita que cumplir—algo importante y secreto. Nos consta que la madre de Víctor sabe algo del asunto pero se lo disimula ante Víctor.

Abajo hay resumida una película Nueve reinas. Hay muchas intrigas en esa pero tenemos una buena concepción de cuál género se sitúa y por eso se sabe la forma de la incógnita aun si no se sabe precisamente el contenido. La película presente se revela despacio y de una manera más solapada. Hay algo incógnito al primer plano pero no estamos seguros del terreno, no estamos seguros acerca de que clase de película sea (a diferencia del caso de Nueve reinas). Lo bueno es que cuando se nos muestra la hilacha, lo que se descubre no nos desilusione, que valga la pena de haberla invertido dos horas de vida (a distinción del caso de Nueve reinas).

Subtítulos en inglés y español que se puede apagar.

Entre las piernas

agosto 2, 2006

Entre las piernas (España, 2003, 120 minutos), dirigida por Manuel Gómez Pereira. *** de cinco.

Reparto: Javier Bardem, Victoria Abril, Carmelo Gómez, Juan Diego, Sergi López.

Javier es un hombre casado (pero separado) que se dedica a escribir guiones cinemáticas. Se involucra con una mujer a quien conoce mediante un grupo terapéutico para adictos del sexo. La mujer Miranda está casada a un policía. El policía se entera de la relación entre los dos y los vigila a medida que Javier resulta el sospechoso en un homicidio que se indaga por un pelotón de policías encabezado por el mismísimo oficial.

El valor, tal como tenga, viene del elenco distinguido. En manos menos capaces los defectos del guión se nos destacarían más.

Con subtítulos fijos en inglés.

Tesis

junio 28, 2006

Tesis (España, 1996, 121 minutos), escrita y dirigida por Alejandro Amenábar. ****1/2 de cinco.

Reparto: Ana Torrent, Fele Martínez, Eduardo Noriega, Nieves Herranz, Rosa Campillo.

A todos les gusta Tesis.

Mientras Ángela, una estudiante de la Facultad de CC. de la Información, anda perfeccionando su tesis, la que se trata de la violencia en el cine, se encuentra metido en el mundo de snuff (sabes del snuff, ¿no? –videos de torturas y asesinatos hechos de verdad y grabados sin efectos ni cortes). Dado que se trata de una materia tan sensacionalista te sorprenderá hasta cuanto la película logre su efecto por medio de lo que se sugiere en vez de lo que se ve. No se ve ninguna sangre (bueno, muy poca). Se saca la tensión de la duda de la parte de Ángela acerca de a quién puede confiar y a quién no.

Fele Martínez se ha hecho toda una carrera de desempeñar el papel del mejor amigo y del hombre típico sin embargo aquí hace el papel del amigo de Ángela, Chema, un tipo antisocial y antipático. Apenas se reconoce detrás de gafas y el pelo largo con barba. El personaje estrafalario de Chema se opone al otro estudiante guapo y encantador, Bosco (Eduardo Noriega), él a quien sospechan Ángela y Chema de estar involucrado en la desaparición de una estudiante que se ve en una de las cintas de snuff.

Sin delatar las sorpresas del argumento, hay aspectos que al pensarlos son muy poco probables pero una película tal como ésta es por disfrutar no por disecar. Se cree mientras se ve y eso es suficiente.

Con subtítulos fijos en inglés.

Abre los ojos

junio 28, 2006

Abre los ojos (España, 1997, 117 minutos), escrita (con Mateo Gil) y dirigida por Alejandro Amenábar. ****1/2 de cinco.Reparto: Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Chete Lera, Fele Martínez, Najwa Nimri.

Me doy cuenta. Lo simplifico excesivamente: la película típica de Latinoamérica es una vista de la vida cotidiana de la clase baja contada mediante un argumento que anda desviándose en vericuetos y la película de España es un juego entre el director y el público. Si me permitieras la simplificación te citaría Abre los ojos como el ejemplo más puro del juego cinemática español.

Conocemos a César, un heredero joven, guapo vanidoso, él que conquista a las mujeres con maña y con desdén. Se levanta de su cama dejando atrás la chica con quien pasó la noche, una tal Nuria, sin la menor intención de volver a verla.

La noche siguiente tiene su piso lleno de invitados para festejar su cumpleaños. Llega Pelayo su mejor amigo acompañado por su novia nueva Sofía, la que cree ser la mujer de su vida, según lo que le dice a César. La chica Nuria se presenta en la fiesta sin invitación, una fiera con el cabello azabache y vestido de rojo vivo. Para esquivarla César se cierra en una habitación a solas con Sofía. César le piropea mientras Pelayo, abandonado, se emborracha y se va enfadado. César lleva a Sofía a su apartamento y pasa la noche ahí en el sofá. Al salir del edificio a la mañana topa con Nuria esperándolo. Nuria le coquetea, ofreciendo llevarlo a casa. En camino se sube mucha la velocidad hasta dejar la calle y chocar con una muralla.

Nos enteramos que todo eso transcurrió en el pasado, que el accidente dejó muerta a Nuria y dejó a César con la cara desfigurada. Lo aprendemos todo mientras César, él que ya lleva una mascara que le oculta toda la cara, habla con un psiquiatra. Está encerrado en la cárcel por haber matado a una persona.

No quiero contar más para no echarte a perder la diversión de recorrer el laberinto del argumento. Basta decir que nos encontramos metidos con César en un mundo donde no se distinguen la realidad y la ilusión.

El director teje su enredo con astucia y mucha destreza. La actuación, el diseño, todo es de la primera. ¿Por qué no la doy cinco estrellas entonces? Porque carece de corazón. La película es sumamente bien hecha desde el punto de vista técnica pero es fría, de modo que nunca se supera de ser un juego hasta ser un cuento de seres humanos. Es una diversión y punto—igual a las mujeres a César.

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.