La mano en la trampa

La mano en la trampa (Argentina, 1961, 89 minutos, B& N).  Dirigida por Leopoldo Torre Nilsson.  **** de cinco. 

Reparto: Elsa Daniel, Francisco Rabal, Leonardo Favio, Berta Ortegosa. 

Conocemos a Laura, una muchacha de como dieciséis años, mientras hace el papel de la virgen en una obra de teatro en el convento en que asiste a escuela.  Después de la función y luego de las advertencias de las monjas acerca de los peligros del mundo afuera sale de vacaciones. 

Llega a una casa, la casa familiar, llena de mujeres que bordan todo el día—o sea, todas mujeres menos el habitante del desván: un muchacho subnormal ya crecido el que trajo a la casa el padre de Laura hace muchos años.  Al parecer era el hijo del padre con otra mujer la que acababa de morir.  El padre mandó cuidarlo como fuera de la casa.  El padre mismo se murió después de poco dejando el niño fenómeno con las mujeres de la casa.  Nunca baja de su cuarto arriba y Laura no lo ha visto nunca (“Las vergüenzas no se exhiben,” le dice su madre).  El ser misterioso pasa el día—y frecuentemente la noche—bordando igual a las otras. 

A pesar de las advertencias de las monjas Laura reanuda una amistad con un tipo del barrio Miguel.  Acepta los cigarrillos que le ofrece y deja que la lleve detrás de él a toda velocidad en su motocicleta. 

Laura conoce además al cartero hablador del vecindario.  Lleva a la casa cartas de la tía de Laura, la tía Inés, la que ya vive con su marido rico en los Estados Unidos.  El cartero repara en el nombre del pueblo en el cual vive Inés, que comparte su nombre con una cárcel notoria: Alcatraz (…hmmm). 

No te quiero revelar las incógnitas del argumento (tal como acabo de hacer en el caso de La casa del ángel) sin embargo Laura no puede prescindir de fijarse en lo improbable que sean un fenómeno no visto que vive en el desván y una tía que vive en un pueblo con nombre de cárcel. 

Laura averigua que antes de su partida la tía era novia del joven más deseado del pueblo y estaban por casarse cuando súbitamente Inés se hizo humo, llevado a los EE.UU. por un estadounidense rico.  Con la ayuda del chico Miguel, Laura busca al ex-novio.  El señor, Cristóbal se llama, ya casado por su parte con unas hijas de la edad de Laura, es un hombre guapo aún y rico que pasa su tiempo corriendo su jaguar en carrera automovilísticas.  Cristóbal le cuenta a Laura un relato bastante diferente tocante a su ruptura con Inés.

Parece que Laura, algo inocente a causa de su edad y su encierro en el convento, tiene mucho que conocer del pueblo y de la propia casa (–y de la vida).  Sin más comentarios, noto que en algún sentido es efectivamente la historia de Ada Falcón tal como se relata en No sé que me han hecho tus ojos: o sea, es una historia de orgullo o de vanidad. 

He escrito en otra parte (en la reseña de La guerra del cerdo) que el director Leopoldo Torre Nilsson muy diferente en sus películas filmadas con color que en las de blanco y negro.  Las de color se desarrollan en un mundo feo, sucio y decadente.  Los sin color se desarrollan en un mundo no menos decadente, pero decadente de otra forma.  Son retratos bellos y románticos de una sociedad rica, poderosa y decadente (al lado de la retahíla de infelices que puebla películas como Los siete locos, La guerra del cerdo y El Pibe Cabeza).  Son romances góticos (bueno, no todas lo son, no obstante la observación vale respecto a la película presente y la anterior, La casa del ángel) repletos con caserones misteriosos, de secretos de otras épocas y del peso de la historia familiar. 

Sin subtítulos.

 

 

2 comentarios to “La mano en la trampa”

  1. mantis Says:

    no puedo conseguir La mano en la trampa porningùn lado, estoy desesperada por saber el argumento completo, que pasò cuando <laura viò al fenòmeno? podràs contarmelo? gracias y muy interesante

  2. Ani Says:

    podrías hacer un análisis completo con spoilers?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: