Archive for 12 septiembre 2006

Pecadora

septiembre 12, 2006

Pecadora (México, 1947, 90 minutos, B&N), dirigida por José Díaz Morales. ***1/2 de cinco.

Reparto: Emilia Guiu, Ramón Armengod, Ninón Sevilla, Andres Soler, José María Linares Rivas.

Ciudad Juárez. Una cuadrilla de policías persigue a un sospechoso a tiros. El hombre Antonio, con el brazo lastimado, se mete en el Club La Frontera para esconderse. Ahí conoce a una prostituta Carmen, la que le cura el brazo. Se enamoran y se resuelven a huir de ciudad Juárez para empezar de nuevo la vida juntos. Carmen deja atrás a su proxeneta Roberto el Dandy, y Antonio deja plantada a su novia la rumbera Leonor. El chulo Roberto y la bailarina Leonor se conspiran juntos para estorbarlos la felicidad—y lo hacen con éxito. Después de una serie de trucos y malentendidos Antonio se encuentra agarrado por el cuerpo policial y mandado a las islas Marías. Carmen por su parte se casa con un viudo rico, el que ignora su pasado, pero no puede gozar de su matrimonio ni de su nueva posición social. Por medio de un encuentro inoportuno y unas casualidades improbables Carmen se encuentra chantajeada por Roberto el Dandy y–desde luego–Antonio y Carmen vuelven a verse.

Aunque los protagonistas carecen de interés los personajes de Roberto (José María Linares Rivas) y la bailarina Leonor (Ninón Sevilla, aquí muy joven) lo tienen de sobra. Buen ejemplar del género del cine de rumberas.

Sin subtítulos.

Anuncios

Aventurera

septiembre 12, 2006

Aventurera (México, 1950, 101 minutos, B&N), dirigida por Alberto Gout. ***** de cinco.

Reparto: Ninón Sevilla, Tito Junco, Andrea Palma, Miguel Inclán.

La cumbre de su género (el de los melodramas rumberos). Se lucen todos los rasgos típicos hasta el enésimo grado: la muchacha traicionada y abusada repetidamente hasta encontrarse trabajando en un cabaret—efectivamente un burdel; descubre el talento de bailar y se hace una sensación (sin dejar de obligarse a complacer a los clientes varones); conoce a un hombre bueno, un príncipe azul de buena familia, el que quiere casarse con ella pese a sus antecedentes (sabidos no más a medias); las figuras inevitables del pasado que se presentan para chantajearla o estorbarla la felicidad. Es más, tiene algo singular: una protagonista lo suficiente fuerte para superarlo todo y ingeniarse el desquite contra todos los que la abusaron. Es una fantasía de venganza que no se molesta de acatar a los fueros de la verosimilitud ni la probabilidad.

Los espectáculos del baile se desarrollan con vestuario suntuoso y comparsas numerosas dentro de escenarios de una escala fuera de todo límite del recinto del cabaret. Aunque el escenario del baile se extiende casi sin límite las pocas escenas que tienen lugar en la calle se realizan en un espacio angosto y manifiestamente falso. –Y la música, que no nos olvidemos de la música. Hay mucha—y de la primera, incluso la de Agustín Lara.

¡Divertidísima!

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.

La perdida

septiembre 12, 2006

La perdida (México, 1949, 91 minutos, B&N), dirigida por Fernando Rovero. ***1/2 de cinco.

Reparto: Ninón Sevilla, Agustín Lara, Domingo Soler.

La película se distingue por su vista profundamente cínica del carácter del los hombres. Mediante una serie de abusos y decepciones la chica Rosario se encuentra encerrada en un prostíbulo. Se sostiene con el recuerdo del muchacho de su juventud con quien se enamoró.

El músico Agustín Lara hace el papel—y lo hace bien—de un hombre de edad que la rescata de un lío y la acoge en su casa porque ella se parece mucho a su mujer muerta, la recámara de la que mantiene cerrada, una recámara repleta con el retrato y el piano cubierto con una sábana, el que dejó de tocar cuando su murió su mujer. Desde luego el señor se pone celoso al enterarse de que Rosario tiene un novio.

Un rasgo tópico de esta clase de película es la presentación de la muchacha a los padres de su novio, con el resultado que uno de ellos (si hay dos) se revela a ser el personaje del pasado menos conveniente y más penoso para la protagonista. La presentación de Rosario a los padres de su novio no falla de cumplir con las obligaciones del género.

Con tiempo topa con el muchacho de su juventud, ya hecho un torero ascendiente, y Rosario divisa la posibilidad de lograr una vida feliz—pero no le saldrá así.

Sin subtítulos.

La bien pagada

septiembre 12, 2006

La bien pagada (México, 1947, 120 minutos, B&N), dirigida por Alberto Gout. **1/2 de cinco.

Reparto: María Antonieta Pons, Víctor Junco, Blanca Estela Pavón, Carlos Martínez Baena.

Don Fernando, un hombre de negocios, elegante, disciplinado y de un carácter retraído se casa con Carola, la hija hermosa y coquetona de su abogado. Carola lo decepciona y se encuentra rechazada por completo por su esposo y hasta su propia familia. La muchacha cae hasta el punto de ganarse la vida en el cabaret. Descubrimos que Victoria, la hermana de Carola, una mujer sincera pero no hermosa, está enamorada de su cuñado Don Fernando (un sentimiento que no le cae mal al cuñado), pero está encadenada a un matrimonio tibio y no quiere romper los votos ni traicionar a la hermana por lo caída que sea. El ex-marido se pone a viajar por el mundo con el propósito de olvidarse del fracaso de su vida sentimental. Por casualidad topa con su esposa perdida en el club en que trabaja y se inician una relación enfermiza, no de marido y mujer pero—digamos—de patrón y contratada.

Es una historia de la elección mal hecha y de la felicidad no alcanzable, la que nunca se alza del nivel del melodrama calculado hasta llegar a ser una tragedia. Ni mala ni excepcional.

Sin subtítulos.

La gaviota

septiembre 12, 2006

La gaviota (México, , 90 minutos), escrita (con Gabriel Ramírez Osante) y dirigida por Raúl de Anda. ** de cinco.

Reparto: María Antonieta Pons, Joaquín Cordero, Dagoberto Rodríguez.

La fotografía bonita de color no puede redimir este melodrama de la peor categoría. Bárbara, una pueblerina bonita y sin familia, tiene que elegir entre su novio, un marinero trabajador, y el pintor de la ciudad que se hospeda en el hotel en lo cual trabaja. Todo previsible. A María Antonieta Pons, la pobre, le falta el encanto de las otras estrellas del cine rumbero, por llevar a cuestas la película a fuerza de pura hechicería.

Sin subtítulos.

Han matado a Tongolele

septiembre 12, 2006

Han matado a Tongolele (México, , 70 minutos, B&N), escrita (con Ramón Obón) y dirigida por Roberto Gavaldón. ***1/2 de cinco.

Reparto: Yolanda Montes “Tongolele,” David Silva, Lilia Prado.

La bailarina famosa Tongolele está por jubilarse de la farándula para casarse. La historia tiene lugar en el teatro en la noche de su despedida. Lo tocante al supuesto asesinato de la protagonista es lo de menos; lo interesante es la vista del mundo entre bastidores: el ajetreo de montar el espectáculo y las intrigas entre los participantes, entreverados con la música y los bailes que se realizan en el escenario. Tongolele misma tiene el aspecto de un sonámbulo pero Lilia Prado se luce en el papel doble de una corista drogadicta y su hermana gemela.

Muy bien hecha.

Sin subtítulos.

Salón México

septiembre 7, 2006

Salón México (México, 1948, 91 minutos, B&N), escrita (con Mauricio Magdaleno) y dirigida por Emilio Fernández. *** de cinco.

Reparto: Marga López, Miguel Inclán, Rodolfo Acosta, Roberto Cañedo, Mimi Derba, Sylvia Derbéz.

Mercedes acude de noche al club Salón México para ganarse dinero mediante tareas no bien precisadas con el motivo de pagar el internado de su hermanita Beatriz. La historia se alterna entre el mundo nocturno del club y el mundo ordenado de la escuela. El mundo del club se desempeña de una manera chillona conforme con el carácter de sus habitantes, los músicos, los chulos, los turistas, los policías y las mujeres de carácter dudoso.

Cuando Beatriz se enamora con el hijo de la directora, un piloto héroe de la batalla de Okinawa de la segunda guerra mundial, y se lo quiere presentar a su hermana mayor, le resulta difícil a Mercedes que siga ocultándole su manera de vivir (la que Beatriz ignora).

La película crea el contraste entre las dos especies del heroísmo: el del piloto y el de Mercedes la que hace lo necesario para sostener a su hermana cueste lo que cueste. Se nos presenta libre del nacionalismo que a veces hace difícil de aguantar mucha de la obra de Emilio Fernández. El arte del melodrama fue su verdadero talento y menos mal que no venga cargado del equipaje de temas nacionalistas.

Con subtítulos en inglés y español que se puede apagar.

Ladrón de cadáveres

septiembre 7, 2006

Ladrón de cadáveres (México, 1956, 80 minutos, B&N), dirigida por Fernando Méndez. *1/2 de cinco.

Reparto: Columba Domínguez, Crox Alvarado, Wolf Ruvinskis, Carlos Riquelme.

Un científico sin escrúpulos hace matar a luchadores con el propósito de meterles a los cráneos de los cadáveres el cerebro de un mono para crear el luchador supremo—con resultados peor aun que los del uso de esteroides. ¿Cómo dejó involucrarse Columba Domínguez en semejante cosa? Hasta Wolf Rubinskis se ha lucido en mejores circunstancias si lo puedes creer (véase el Caimán de La vida no vale nada).

Sin subtítulos.