La mujer sin alma

La mujer sin alma (México, 1944, 90 minutos, B&N), dirigida por Fernando de Fuentes. * * * 1/2

Reparto: Fernando Soler, María Félix, Andrés Soler, Antonio Badú.

No aguanto a María Félix cuando desempeña el símbolo de la virtud femenina de la república pero aquí hace el papel de una mujer ambiciosa, calculadora, una mujer—digamos—sin alma. Al comienzo de la película la vemos vistiéndose de fiesta con la ayuda de su mamá y su amiga Rosita. Va a la fiesta acompañada por su padrino Alfredo. Alfredo es un hombre de edad y agradable, un ingeniero que trabaja por una fábrica que pertenece a la familia Ferrera. La fiesta se da en el caserón de los Ferrera. Dos de los Ferrera se chiflan de Teresa (la Félix): Enrique, el hijo del dueño principal de la fábrica, él que ya está comprometido a otra; y su tío solterón don Vicente.

Después de la fiesta vuelve al departamento modesto que comparte con su madre y le declara a su amiga del departamento de al lado Rosita su determinación de superar su trabajo humilde en un taller de coser para alcanzar el nivel de vida de los Ferrera—y lo hace por medio de aprovecharse de la única arma valiosa que tiene, su encanto—el que por lo visto lleva una potencia sin límite—para manipular a todos los que se encuentren en su órbita. Nadie sale a salvo de su astucia.

Sin subtítulos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: