Archive for 28 junio 2006

Tesis

junio 28, 2006

Tesis (España, 1996, 121 minutos), escrita y dirigida por Alejandro Amenábar. ****1/2 de cinco.

Reparto: Ana Torrent, Fele Martínez, Eduardo Noriega, Nieves Herranz, Rosa Campillo.

A todos les gusta Tesis.

Mientras Ángela, una estudiante de la Facultad de CC. de la Información, anda perfeccionando su tesis, la que se trata de la violencia en el cine, se encuentra metido en el mundo de snuff (sabes del snuff, ¿no? –videos de torturas y asesinatos hechos de verdad y grabados sin efectos ni cortes). Dado que se trata de una materia tan sensacionalista te sorprenderá hasta cuanto la película logre su efecto por medio de lo que se sugiere en vez de lo que se ve. No se ve ninguna sangre (bueno, muy poca). Se saca la tensión de la duda de la parte de Ángela acerca de a quién puede confiar y a quién no.

Fele Martínez se ha hecho toda una carrera de desempeñar el papel del mejor amigo y del hombre típico sin embargo aquí hace el papel del amigo de Ángela, Chema, un tipo antisocial y antipático. Apenas se reconoce detrás de gafas y el pelo largo con barba. El personaje estrafalario de Chema se opone al otro estudiante guapo y encantador, Bosco (Eduardo Noriega), él a quien sospechan Ángela y Chema de estar involucrado en la desaparición de una estudiante que se ve en una de las cintas de snuff.

Sin delatar las sorpresas del argumento, hay aspectos que al pensarlos son muy poco probables pero una película tal como ésta es por disfrutar no por disecar. Se cree mientras se ve y eso es suficiente.

Con subtítulos fijos en inglés.

Anuncios

Abre los ojos

junio 28, 2006

Abre los ojos (España, 1997, 117 minutos), escrita (con Mateo Gil) y dirigida por Alejandro Amenábar. ****1/2 de cinco.Reparto: Eduardo Noriega, Penélope Cruz, Chete Lera, Fele Martínez, Najwa Nimri.

Me doy cuenta. Lo simplifico excesivamente: la película típica de Latinoamérica es una vista de la vida cotidiana de la clase baja contada mediante un argumento que anda desviándose en vericuetos y la película de España es un juego entre el director y el público. Si me permitieras la simplificación te citaría Abre los ojos como el ejemplo más puro del juego cinemática español.

Conocemos a César, un heredero joven, guapo vanidoso, él que conquista a las mujeres con maña y con desdén. Se levanta de su cama dejando atrás la chica con quien pasó la noche, una tal Nuria, sin la menor intención de volver a verla.

La noche siguiente tiene su piso lleno de invitados para festejar su cumpleaños. Llega Pelayo su mejor amigo acompañado por su novia nueva Sofía, la que cree ser la mujer de su vida, según lo que le dice a César. La chica Nuria se presenta en la fiesta sin invitación, una fiera con el cabello azabache y vestido de rojo vivo. Para esquivarla César se cierra en una habitación a solas con Sofía. César le piropea mientras Pelayo, abandonado, se emborracha y se va enfadado. César lleva a Sofía a su apartamento y pasa la noche ahí en el sofá. Al salir del edificio a la mañana topa con Nuria esperándolo. Nuria le coquetea, ofreciendo llevarlo a casa. En camino se sube mucha la velocidad hasta dejar la calle y chocar con una muralla.

Nos enteramos que todo eso transcurrió en el pasado, que el accidente dejó muerta a Nuria y dejó a César con la cara desfigurada. Lo aprendemos todo mientras César, él que ya lleva una mascara que le oculta toda la cara, habla con un psiquiatra. Está encerrado en la cárcel por haber matado a una persona.

No quiero contar más para no echarte a perder la diversión de recorrer el laberinto del argumento. Basta decir que nos encontramos metidos con César en un mundo donde no se distinguen la realidad y la ilusión.

El director teje su enredo con astucia y mucha destreza. La actuación, el diseño, todo es de la primera. ¿Por qué no la doy cinco estrellas entonces? Porque carece de corazón. La película es sumamente bien hecha desde el punto de vista técnica pero es fría, de modo que nunca se supera de ser un juego hasta ser un cuento de seres humanos. Es una diversión y punto—igual a las mujeres a César.

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.

Lucía y el sexo

junio 27, 2006

Lucía y el sexo (España, 2001, 128 minutos), escrita y dirigida por Julio Medem. ***1/2 de cinco.

Reparto: Paz Vega, Tristán Ulloa, Najwa Nimri, Daniel Freire, Javier Cámara, Elena Anaya.

La realidad: (1) un madrileño Lorenzo se mete en una relación íntima y breve (de una sola noche) con una habitante de una isla mediterránea mientras está de visita; (2) luego Lucía, ya la novia de Lorenzo, le habla por teléfono desde el restaurante donde trabaja. Lorenzo está abatido y Lucía deja su trabajo precipitadamente por estar con Lorenzo. Al entrar el piso que comparten lo encuentra vacío y encuentra una cartita de Lorenzo pidiéndole perdón. Lucía recibe una llamada de la comisaría policial. Le dicen que Lorenzo estuvo involucrado en un accidente automovilístico, que lo atropelló el coche de un turista…

Tanto se sabe a ciencia cierta. Lo que sigue puede ser una historia literal y inverosímil o un cuento metafórico (–así lo tomo yo).

Lucía se huye a la isla de Lorenzo para encararse con su muerte. Nos enteramos de la relación de Lorenzo y Lucía mediante sus recuerdos. Aprendemos que Lorenzo era escritor y que había dado a la luz una sola novela. Después de haberla leído Lucía se le presentó y se convirtieron en amantes. Sin embargo Lorenzo luchaba con la segunda novela. Su agente literario le informa que su aventura amorosa en la isla engendró a una hija y que la madre la ha traído a Madrid para buscarlo. A este punto creo que el agente hace el papel de la musa de Lorenzo y el guión se vuelve figurativo. Lorenzo se enredó en la vida de su hija secreta con resultados trágicos. Los acontecimientos se nos presentan como acontecimientos verdaderos pero me parece más probable que nos hundimos con Lorenzo en el mundo de su ficción. Luego Lucía, la que andaba leyendo la obra literaria a hurtadillas mientras que Lorenzo la escribía, acude a la isla y se mete con los mismos personajes de tal modo que efectivamente se mete en el mundo literario de Lorenzo.

Visto así el argumento es muy interesante. Sin embargo la película falta algo. La relación entre Lucía y Lorenzo es artificial, falsa. ¿Me lo atrevo a decir que las escenas de sexo—y hay muchas—son aburridas? Sí, lo son. A Tristán Ulloa le falta la gravedad de desempeñar el papel de Lorenzo. Los personajes secundarios resultan más interesantes. Se destacan Najwa Nimri en el papel de la madre de la hija de Lorenzo, Elena Anaya como su niñera y Javier Cámara en el papel del agente literario. En resumen la película tiene muchas virtudes pero tiene una oquedad en su centro.

Es una película ambiciosa pero logra no más que a medias lo que intenta.

Con subtítulos en inglés y francés que se puede apagar.

3 películas: drama

junio 25, 2006

3 películas: drama

A pesar del título el disco contiene cuatro películas (metidas en un solo lado del disco (¡!)). Sin subtítulos.

El fanfarrón (México, 1943, 83 minutos, B&N). Director: Fernando Rivero; cinematógrafo: Jack Draper. *1/2 de cinco.

Reparto: Jorge Negrete, Emilio Fernández, Pedro Galindo.

Emilio Fernández hace el papel de un personaje parecido al Robin Hood llamado Aguilucho que intercepta a los envíos del pulque que el hacendado local usa para mantener dóciles a los indios. Lo persiguen pero no lo pueden agarrar. Llega Alberto (Jorge Negrete) el hijo del hacendad, el fanfarrón del título, él que se jacta de su puntería, su cantar y su galantería. Se compromete aprender a Aguilucho. Cosas se complican cuando sin saberlo Alberto se enamora con la hermana de Aguilucho y Aguilucho se enamora con la hermana de Alberto.

La película tiene poco de particular pero hay una línea del diálogo que me cae chévere. Alberto invita a Aguilucho (sin saber su identidad) a una fiesta. “Una que doy—dice Alberto–para celebrar mi hombría.” Qué genial, ¿no?

Mulata (México, 1954, 105 minutos, B&N), dirigida por Gilberto Martínez Solárez. ** de cinco.

Reparto: Pedro Armendáriz, Ninón Sevilla, Rene Cardona.

Mulata padece de un argumento muy fragmentado.

La Habana. Caridad es la hija de una madre africana y un padre blanco que murió en un naufragio. Tiene un amigo, otro mulato Mateo que está enamorado de ella. Caridad no hace caso de su amor. Se conocen Caridad y un marinero mexicano Martín. Martín es mujeriego y tiene su propia nave. Caridad trabaja en una cantina por un jefe abusivo. Desde el patio de la cantina se presencia a un baile africano en lo cual los hombres tocan los tambores y las mujeres se marean de bailar. La fuerza del baile arrebata a Caridad hasta tal punto que sale de su puesto en la cantina para perderse en el baile febril. Por medio del baile descubre su alma primitiva.

Su jefe le riñe por haber dejado su puesto. El marinero se interpone para defenderla. Le ofrece llevarla hasta Veracruz en su barca como su mujer. Ella lo acepta.

Martín va a Veracruz para gestionar la hipoteca de su nave la que tiene un señor Guevara. Martín está a punto de perderle a Guevara la barca. Guevara es el dueño de un club. Propone a Martín que le deje a Caridad por bailar en su club en cambio de saldar la cuenta de la nave. Martín tiene la intención de volver por Caridad pero ella se siente abandonada y se entrega a una vida disoluta.

Al fin y al cabo se arrepiente de no haber hecho caso al amor de Mateo.

La película sufre bajo un presupuesto limitado y un guión confuso. Además de desempeñar el papel de Caridad, Ninón Sevilla hace el papel de su madre africana. Lo hace de una manera tan exagerada que resulta una caricatura ofensiva. La Sevilla es más bailarina que actriz. Está más gordita que estaba en películas anteriores de modo que impide un poco su bailar.

Que viva Tepito (México, 1981, 102 minutos), director: Mario Hernández **** de cinco.

Reparto: David Reynoso, Carmen Salinas, Ernesto Gómez Cruz, Manuel Ojeda, Roberto Cobo.

Se muere Cuquita, la madrina de todos—o así parece–en el barrio del D. F., Tepito. Así comienza la historia de la lucha de conseguir los fondos para el entierro. Conocemos a los miembros de la familia extendida de Cuquita por medio de sus esfuerzos de escamotear dinero y de sus recuerdos de la Cuquita.

El argumento casi no importa. Es un retrato bien hecho de los habitantes del barrio y tiene el elenco del ensueño.

Reto a la vida (México, 1954, 74 minutos, B&N). Director: Julio Bracho *1/2 de cinco

Reparto: Pedro Armendáriz, Susana Canales, Francisco Bambina.

Diego Maldonado, un hombre hacendado, recibe a balazos a unos agentes que han venido para despojarle las tierras. Se dejan muertos el hermano de Diego y uno de los agentes. Diego se huye con su sobrino joven al D. F. Se involucra con Marta la que encabeza una casa de huérfanos en la que Diego mete a su sobrino. La policía aprende a Diego y se le impone la pena de muerte. Por casualidad la cárcel se localiza al lado de la casa de huérfanos de tal modo que Marta pueda ver a Diego mientras éste se pasea en el patio encerrado. Se enamoran a distancia. ¿Te dije que Marta padece de una enfermedad del corazón la que le pueda matar en cualquier momento? Así es. Desde luego Diego se escapa de la cárcel se huye de la ciudad con la ayuda de Marta.

La película se ve bien a causa de la cinematografía de Jack Draper y Pedro Armendáriz desempeña bien el personaje ambiguo de Diego.

Señora ama

junio 25, 2006

Señora ama (México, 1955, 90 minutos, B&N), dirigida por Julio Bracho. ***1/2 de cinco.

Reparto: Dolores del Río, José Suárez, Maria de la Luz Galicia.

La historia está basada sobre la obra dramática de Jacinto Benavente. Tiene lugar en España a diferencia de algunas otras películas mexicanas basadas sobre obras españolas que se cambian de lugar a México tal como La malquerida (de un drama del mismo Jacinto Benavente) y Doña Perfecta (sacada de la novela de Benito Pérez Galdós). No se precisa a dónde en España pero se sabe del paisaje rocoso de tal modo que parece haber sido sacado de un cuadro de Hieronymous Bosch y de la arquitectura de las casas altas con balcones del estilo de los moros.

La historia trata de los maridos Feliciano y Dominica, amos de una hacienda grande. Tienen años de casada y Dominica no ha podido producir ningún hijo. Feliciano tiene fama de mujeriego y de haber engendrado a muchos hijos ilegítimos. Se implica que su infidelidad de debe a la incapacidad de su esposa de darle un hijo. Dominica lo defiende ante el público pero se aflige y le reprocha en privado pero nunca se desvía de su compromiso de quererlo hasta la muerte.

En la casa vive también una chica María Juana. Es una muchacha atrevida con rasgos de gitana. Por razones que no se explican con claridad la criaron en la casa. Ya ha llegado a ser señorita y hay una tensión sexual muy fuerte entre ella y Feliciano, la que alienta ella y resiste él. La película plantea una oposición clara entre Dominica, una mujer del espíritu, y María Juana, una mujer de la carne.

Se decide por la familia que María Juana debe casarse con el hermano de Feliciano, José. María Juana no está enamorada de José y lo acepta de mala gana. Por lo tanto resulta no un triángulo de amor sino un rectángulo que se compone de Feliciano, Dominica, María Juana y José. En eso se arraiga el argumento.

La boda de María Juana y José está llena de miradas recelosas. Festejan y se emborrachan mientras los azuza la muchedumbre, la que está enterada de lo todo.

Una comparación se sugiere entre la película y la otra sacada de la obra de Jacinto Benavente, La malquerida. La presente no está mal pero faltan la ferocidad, la sencillez y la perversidad de los sentimientos de la otra. Falta la claustrofobia opresiva de la casa de la hacienda del Soto de La malquerida. El guión no extrae todo lo posible de la situación. Menos Dolores del Río el elenco no alcanza las alturas enrarecidas del elenco de la otra.  Se filmó en España y he leído que dejaron al director Julio Bracho fuera del trámite de editar la película.  El director mantenía que los editores españoles, por no seguir las ideas del director y por los límites impuestos por la censura española de aquella época, hicieron pedazos de la obra.  Puede ser.

Sin subtítulos.

La mujer sin alma

junio 25, 2006

La mujer sin alma (México, 1944, 90 minutos, B&N), dirigida por Fernando de Fuentes. * * * 1/2

Reparto: Fernando Soler, María Félix, Andrés Soler, Antonio Badú.

No aguanto a María Félix cuando desempeña el símbolo de la virtud femenina de la república pero aquí hace el papel de una mujer ambiciosa, calculadora, una mujer—digamos—sin alma. Al comienzo de la película la vemos vistiéndose de fiesta con la ayuda de su mamá y su amiga Rosita. Va a la fiesta acompañada por su padrino Alfredo. Alfredo es un hombre de edad y agradable, un ingeniero que trabaja por una fábrica que pertenece a la familia Ferrera. La fiesta se da en el caserón de los Ferrera. Dos de los Ferrera se chiflan de Teresa (la Félix): Enrique, el hijo del dueño principal de la fábrica, él que ya está comprometido a otra; y su tío solterón don Vicente.

Después de la fiesta vuelve al departamento modesto que comparte con su madre y le declara a su amiga del departamento de al lado Rosita su determinación de superar su trabajo humilde en un taller de coser para alcanzar el nivel de vida de los Ferrera—y lo hace por medio de aprovecharse de la única arma valiosa que tiene, su encanto—el que por lo visto lleva una potencia sin límite—para manipular a todos los que se encuentren en su órbita. Nadie sale a salvo de su astucia.

Sin subtítulos.

Cuidado con el amor

junio 25, 2006

Cuidado con el amor (México, 1954, 90 minutos), escrita y dirigida por Miguel Zacarias. **1/2 de cinco.

Reparto: Pedro Infante, Elsa Aguirre, Oscar Pulido, Lalo González.

Con la bendición de su padre, un terrateniente rico, Salvador Allende (mexicano—no chileno) acude a la ciudad a buscar con quien casarse. Lleva una carta de introducción a dos amigos de antaño de su padre. Son dos tíos muy agradables dados al tomar y al jugar a los naipes (la película es suya de verdad). Acompañan a Salvador a una cantina donde ve a una mujer joven y bonita, Ana María (Elsa Aguirre—María Felix comprada a barato). Toma con ella una limonada pero al acertar que ella ha venido para reunirse con un hombre se enfada y se va.

Se entrega al juego y al tomar. En la mesa de naipes Salvador se gana veinte mil pesos de un viejo que luego le confiesa que no tiene con que pagar. Tiene la casa hipotecada hasta el punto de ser vendada de remate. Los dos tíos le persuaden a Salvador a aceptar la casa para saldar la deuda aunque no queda más que dos semanas hasta el remate. Le dicen que saben de su experiencia en la revolución que hay un tesoro encerrado en los derredores de la casa. Se apoderan de ella con la intención de expulsar a los habitantes hasta descubrir que es la casa de la familia de—qué sorpresa–Ana María (y que el hombre que buscaba en la cantina fue su padre que estaba de juerga). Te puedes imaginar lo que siga mientras los tíos buscan el tesoro escondido y Salvador procura ganar el cariño de Ana María, la que ya está prometida a otro.

Es una película de Pedro Infante y por eso será canciones. Aunque el estilo de cantar del estrella no me cae bien la música no está mal y los tíos cantan con una viveza simpática.

Sin subtítulos.

Los amantes del círculo polar

junio 25, 2006

Los amantes del círculo polar (España, 1999, 109 minutos), escrita y dirigida por Julio Medem. * * *

Reparto: Najwa Nimri, Fele Martínez, Nancho novo, Maru Valdivielso.

No es fácil resumir un edificio construido tal como éste sobre coincidencias, casualidades y acontecimientos paralelos. Es un cuento de amor. Que empecemos con esto. Dos niños Otto y Ana (–y no es para nada que se leen al derecho igual que al revés) se topan uno con el otro sin conocerse de verdad y se enamoran. Después de poco se encuentran hermanastros cuando el padre de Otto deja a su madre para ligarse con la madre de Ana. Otto y Ana se callan su atracción mutua. Con los años la madre de Ana deja al padre de Otto por otro hombre (–un hombre vinculado con el paracaidista alemán citado a continuación). A causa de unos contratiempos se les pierde a Otto y Ana el contacto (a veces el vaivén mientras dan vueltas buscándose y perdiéndose por milímetros se acerca al borde de lo ridículo).

Ni siquiera procuraré relacionar el anterior con el otro hilo de la red de coincidencias el que se trata de un paracaidista alemán llamado Otto que fue rescatado por el abuelo de nuestro Otto cuando la guerra civil española, él—el otro Otto—que hace un papel indirecto en los sucedidos contemporáneos.

En el universo de la película el amor se trata de la pérdida, la falta del objeto amado, la añoranza y la inutilidad de la voluntad contra un destino caprichoso. Por eso a la película le falta el ímpetu del argumento impulsado por las decisiones de los personajes. La estructura no se arraiga en la elección sino en una red de coincidencias. El albedrío libre no vale. Ni el sufrimiento ni la felicidad se merecen. Los personajes son títeres del hado—o del guionista. Es un cuento de amor no romántico sino pesimista y fatalista.

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.

Días de Santiago

junio 25, 2006

Días de Santiago (Perú, 2004, 83 minutos, B&N y color), escrita y dirigida por Josué Méndez. * * * de cinco.

Reparto: Pietro Sibille, Milagros Vidal, Marisela Puicón, Ricardo Mejía, Lili Urbina.

Santiago es un joven fornido recién despedido del ejército peruano después de haber pasado unos años peleando en la selva. Vive en Lima y no puede encontrar trabajo. Anda a la deriva quedándose a veces con su familia y a veces con su esposa. Lleno de rabia nos consta que Santiago tiene los sentimientos estropeados por su experiencia militar.

Se reúne con unos amigos del ejército todos los que luchan igual que Santiago para volver a integrarse en la sociedad limeña. Les confiesa que duerme mal y le persigue pesadillas, no obstante echa de menos al orden de su vida anterior. Sus amigos ex-militares traman un robo y le invitan a Santiago a juntárselos en el asunto. En vez de hacerlo empieza trabajar como taxista.

Un grupo de cuatro chicas estudiantes sube a su taxi y le coquetean mientras las lleva a la discoteca. Se encuentra volviendo a la discoteca a buscarlas a pesar del asco que le da la vida holgazana de ellas. Le coquetea además la mujer de su hermano. Tiene su código de honra pero no está a prueba de todas las tentaciones.

¿Te parece que la película anda tanta a la deriva que Santiago? Es verdad. Comparte el rasgo de muchas películas latinoamericanos de adelantarse sin derrotero claro. Dejan que el argumento se desarrolle según las inclinaciones y los antojos de los personajes sin que se les imponga una estructura artificial. Bueno. Cuando se haga bien nos creemos ver un mundo natural en que no se ve la mano del guionista. Cuando se haga mal se produce un resultado sin resolución que nos deja insatisfechos. El éxito artístico de una película tal como éstas depende mucho en interés y encanto inherente de los personajes. Si los personajes no se ganan la simpatía nos aburrimos. –Y Santiago, ¿gana nuestra simpatía? Hasta cierto punto diría que sí. La película es un éxito modesto. Santiago es un personaje bien retratado pero los personajes secundarios faltan algo de profundidad. Parece que existen solo para provocar a Santiago. No los conocemos lo suficiente para que parezcan seres completos en sí.

Con subtítulos en inglés que se puede apagar.

Men With Guns

junio 25, 2006

Men With Guns (US, 1997, 128 minutos), escrita y dirigida por John Sayles. * * * 1/2

Reparto: Federico Luppi, Damián Alcázar, Tania Cruz, Damián Delgado, Dan Rivera Gonzalez, Mandy Patinkin, Kathryn Grody.

El Dr. Fuentes es un médico de edad que mantiene un consultorio privado en la capital de un país centroamericano no identificado en que atienda a una clientela acaudalada. Su mujer se murió hace poco y el doctor se encuentra caviloso acerca de su vida. Piensa con satisfacción en un programa patrocinado por el gobierno por medio de que entrenó a un grupo de siete médicos novatos de ir al campo para servirles de médico a unos pueblos aislados. Por casualidad topa con uno de los meros ex-estudiantes en plena calle del mercado de la capital. Aunque el médico joven se calla los pormenores le consta a Dr. Fuentes que se amargó y dejó su puesto en el campo.

Se le acercan los días de vacaciones y decide que, en vez de ir a la playa como hacía de costumbre con su mujer, iría al campo para visitar a los seis alumnos que quedan. Se pone en camino en su SUV.

No quiero delatarte precisamente lo que encuentre. Basta decir que se entera de un mundo muy ajeno de el de su consultorio en la capital, un mundo un ejército brutal y una guerrillera escurridiza—los hombres armados del título—y los pueblos indígenas que se encuentran amenazados de todos lados. Conoce a una serie de personajes que le comparten el viaje. Hay además una pareja estadounidense que aparece repetidamente y en lugares inesperados con su guía turística y su español mal hablado. Al primer encuentro se nos presentan como un par de payasos fuera de lugar pero con tiempo parecen más sanos que todos en su optimismo impenetrable.

Además de ser largo el argumento sufre de un exceso de calculación. La mano del escritor se delata de cuando en cuando manejando los títeres en su camino hacia el entendimiento y un sentido de responsabilidad más amplia. El reparto es de la primera. Además de Federico Luppi en el papel del Dr. Fuentes se destacan Dan Rivera González en el papel de un joven indígena que le sirve de guía, Damián Delgado en el papel de un desertor del ejército, Damián Alcázar en el papel de un sacerdote forajido (vale la pena ver la película no más por ver la actuación de Damián Alcázar).

Tiene los subtítulos en inglés, francés y portugués que se pueden apagar.